Coincidir, con errores de gestión pero sin fraude

La situación de la sociedad financiera popular (sofipo) Coincidir es parecida a aquella por la que pasan otras entidades de este sector, es decir, debido a errores en su gestión atraviesan problemas de solvencia; sin embargo, esto no es sinónimo de un fraude que impacte en sus ahorradores, indicaron fuentes conocedoras del proceso de vigilancia a esta entidad, aunque reconocieron los retrasos en los pagos de sus obligaciones con los mismos.

De acuerdo con las fuentes, en la actualidad se buscan los mecanismos para que esta entidad cumpla sus obligaciones ante sus 2,000 ahorradores, no 26,000 como se manejó en algunas versiones.

Las fuentes precisaron que en este momento se tienen negociaciones para que Coincidir se apegue a un esquema de transmisión de activos y pasivos a otra institución financiera con la finalidad de responderle a sus ahorradores, proceso que, confirmaron, ya va muy avanzado y que en las próximas semanas podría tener resolución.

Esta clase de proceso fue implementado cuando la sociedad financiera popular Alta Servicios Financieros presentó problemas de cumplimiento y se le encaminó para que pasara sus obligaciones a la sofipo Finamigo, la cual adquirió la responsabilidad de responder a los ahorradores de la primera. Posteriormente a Alta le fue revocada su autorización.

La captación tradicional de Coincidir es una de las más altas que se tiene en el sector, pues a marzo pasado arrojaba un saldo del orden de los 1,400 millones de pesos, es decir que el ahorro de cada persona en esta entidad era significativo.

Según las fuentes consultadas por este diario, la solución que se plantea para Coincidir sería similar a las que se busca con otras entidades del sector, como Operadora Reforma y La Perseverancia del Valle de Tehuacán, que de acuerdo con los mecanismos de supervisión que ha fortalecido la autoridad en los últimos meses se ha detectado que también atraviesan serios problemas financieros pero que se buscan mecanismos para no afectar a sus ahorradores.

El balazo en el pie
Cuando en el 2015 se discutía la iniciativa para modificar la Ley de Ahorro y Crédito Popular, conocida como Ley Ficrea, hubo quienes se opusieron a dicha normativa, pues limitaba los depósitos en las sofipos, hasta poco más de 2 millones de pesos para personas físicas y a cerca de 7.5 millones de pesos para personas morales.

Uno de esos detractores fue Francisco Javier Conejo Cejudo, miembro del Consejo de Administración de Coincidir. Al final, la ley se quedó estancada y los límites no aplicaron; sin embargo, algunas sofipos continuaron en la sintonía de captar ahorros de montos mayores al seguro de depósitos, que protege a los ahorradores en estas entidades hasta por 25,000 Udis, es decir, alrededor de 150,000 pesos. Una de ellas fue Coincidir, la cual contaba con una tasa de retorno del orden de 10% anual y se habla de incumplimientos por ahorros equivalentes a 1 millón de pesos.

La sofipo Coincidir fue autorizada en el 2006 y durante toda su vida ha tenido altibajos en sus números, pero a partir de octubre del año pasado comenzó con números rojos, además de un deterioro en su nivel de capitalización, en sintonía con los incumplimientos que comenzó a tener con sus ahorradores.

Al cierre del 2016, la sofipo contaba con 21 sucursales; sin embargo, al 2017 esta cifra se redujo a cinco.

| El Economista | Actores del Mercado | Autor: Fernando Gutiérrez |
Nota Publicada: 2018-08-30

Ver nota