BIVA, la nueva bolsa mexicana, inicia operaciones esta semana

Luego de años de trabajo, finalmente la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) iniciará operaciones este miércoles, con lo que se convertirá en competidor directo de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

A partir de este lunes, las casas de bolsa deberán estar conectadas, por ley, a la red del nuevo mercado.

Santiago Urquiza, presidente de Central de Corretajes (Cencor) y quien estuvo detrás del surgimiento de BIVA, anunció, vía Twitter, que para ser testigos del histórico momento sólo hace falta conectarse a internet a partir de las 7:30 horas.

En tanto, María Ariza, la directora de BIVA, apuntó: “Con profunda alegría y emoción podemos confirmar el inicio de operaciones el día 25 de julio después de una última prueba exitosa aprobada por @cnbvmx. Millones de gracias a todos los que hicieron esto posible, especialmente al increíble equipo de @BIVAMX Vamos con todo”.

El lanzamiento de una nueva bolsa será histórico, pues desde 1975 que no había competencia en esta industria, año en que la entonces Bolsa de Valores de México consolidó a las bolsas de Monterrey y Guadalajara.

Desde que se anunció su surgimiento, el debut de BIVA se pospuso una y otra vez y las posturas alrededor de su nacimiento se polarizaron, debido, principalmente, a que en el mercado actual hay solamente 147 empresas con acciones listadas y de ellas únicamente 35 son altamente bursátiles, a lo que hay que sumar que los mexicanos no se caracterizan por invertir en Bolsa, pues apenas existen 255 mil 475 cuentas de inversión, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Así, después del logro que implica iniciar operaciones, seguirán los retos, el primero de ellos es que el resto de participantes se adapten a su existencia.

CAMBIOS
Una de las principales promesas de BIVA es ser una empresa tecnológica. El propio Urquiza ha dicho que para operar no requerirá de un gran edificio y por eso las instalaciones donde ocurrirá toda la acción apenas ocupan 600 metros cuadrados, ahí se encontrará desde la recepción hasta las computadoras donde se monitorearán las operaciones diarias.

La tecnología con la que operará BIVA proviene directamente del NASDAQ, por lo que será una de las más rápidas del mundo, pero este cambio tecnológico ha implicado retos para el resto de los participantes del mercado, entre ellos las casas de bolsa.

Para Martín Lara, director de análisis fundamental de Signum Research, “un reto es que funcione todo muy bien, esta bolsa es muy tecnológica, dicen que traen los sistemas del Nasdaq, esperamos que sirvan todos muy bien”.

Cipactli Jiménez, inversionista privado, consideró que comprender una nueva tecnología en un mercado “algo obsoleto” requerirá de un periodo de adaptación, por lo menos de seis meses.

Mientras, Gerardo Copca, especialista de MetAnálisis, durante este periodo de adaptación, sin duda, habrá que realizar ajustes con el objetivo de que sea un mercado que opere adecuadamente.

Vamos a ver en la práctica cómo funciona. Eso se verá en los siguientes meses, el beneficio y la competencia que se va a dar se verá de aquí a cinco años”, dijo Jorge Gordillo, director de análisis económico y bursátil de CIBanco.

LA SEÑAL
Lo que el inversionista espera es “la señal” de que este mercado va en serio, la cual es ver a la primera empresa listada.

Para Jiménez, esto debe ocurrir a principios del próximo año: “tiene todo lo que resta del año para hacer la diferencia, son las nuevas empresas lo que uno está esperando, queremos ver en donde más podemos depositar el dinero y la confianza”.

Según Jiménez esta nueva bolsa será idónea para que los millennials se animen a invertir en ella, pues algunos opinan que el mercado es algo “viejo y que aburre, por lo que prefieren invertir en Bitcoins, sin embargo podrían ser una oportunidad para BIVA”.

Dijo que entre las empresas que podrían interesarse en participar en BIVA se encuentran principalmente las de tamaño mediano.

| Excelsior | Actores de mercado | Autor: Eréndira Espinosa |
Nota Publicada: 2018-07-23

Ver nota