En países en desarrollo, empresas apoyan poco al sistema tributario

En los países en desarrollo, donde gran parte de la actividad económica es informal, las empresas no desempeñan un papel tan importante en materia de impuestos, indicó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Lo anterior, de acuerdo con su análisis “Responsabilidad legal de impuestos, responsabilidad legal de remesas e incidencia fiscal. Tres dimensiones de la fiscalidad comercial”. Si bien en otros países desarrollados las empresas juegan un papel importante en el sistema tributario, la informalidad en las naciones en desarrollo puede obstaculizar la movilización de los ingresos fiscales.

“(La informalidad) podría obstaculizar la movilización de los ingresos fiscales en los países en desarrollo, ya que, históricamente, la introducción de la retención directa de impuestos por parte de las empresas de los salarios de los trabajadores ha sido una importante innovación técnica que permite a las autoridades fiscales aumentar los impuestos sobre la renta en cantidades mayores y más eficientes. Además, hay pruebas de que el aumento de la formalidad laboral explica el crecimiento de la capacidad fiscal de un país”, explicó la OCDE.

El estudio añadió que el papel crucial de las empresas para mejorar el cumplimiento tributario se ha hecho evidente gracias al aumento de las plataformas relacionadas con transacciones económicas, a través de las cuales se centralizan y registran transacciones que antes se quedaban confinadas en la economía informal.

“Una transacción que antes pudiera caer fuera de la economía formal (sin seguimiento del fisco) ahora puede ser rastreada, lo que, en consecuencia, puede dar lugar a la capacidad de gravar. Además, está el hecho de que los empleadores o empleados de la plataforma pueden ser legalmente responsables, aunque tal vez en menor cantidad de Impuestos Sobre la Renta y contribuciones de seguridad social”, refirió el análisis.

En su estudio, indicó que en países desarrollados, los gobiernos suelen confiar en las empresas para que remitan los impuestos que se les imponen “por razones de facilidad administrativa y para mejorar el cumplimiento fiscal”.

El documento analiza en los países miembros de la OCDE dos medidas de la contribución de las empresas al sistema tributario: la responsabilidad tributaria legal y la responsabilidad legal de las remesas.

La primera de éstas se define como la suma de los impuestos que se imponen directamente a las empresas; mientras que la segunda es la suma de los impuestos que las empresas remiten a otros en la economía.

De acuerdo con el análisis, los resultados muestran que las empresas remiten una parte importante de los ingresos fiscales a los gobiernos de dos formas: los impuestos legales que gravan directamente a las empresas (que representaron 33.5% de los ingresos tributarios totales en el 2014, en promedio, en los países de la OCDE) y los impuestos remitidos por cuenta de terceros (45.3 por ciento).

Si bien las empresas se benefician, de cierta manera, a través de su participación en el proceso de recaudación de impuestos, sus responsabilidades de remesas también implican costos de cumplimientos.

“Aunque hay poca evidencia empírica disponible sobre la incidencia económica de los costos de cumplimiento, los canales a través de los cuales las cargas fiscales se pasan a otros probablemente también impliquen costos”, destacó la OCDE.

Informe acción 1 del plan BEPS

Opinión pública podrá comentar sobre desafíos fiscales de la digitalización

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) como parte del trabajo en curso del Grupo de Tareas sobre la Economía Digital, solicita comentarios públicos sobre los desafíos fiscales planteados por la digitalización y las opciones posibles para abordarlos.

Lo anterior se da como parte del informe de la Acción 1, “Abordando los desafíos fiscales de la economía digital”, del Plan de Acción contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS, por su sigla en inglés).

Se “solicita comentarios sobre el impacto de la digitalización en los modelos de negocio y la creación de valor, los desafíos y las oportunidades para los sistemas fiscales, en el paquete BEPS, y las posibles opciones para abordar los desafíos fiscales directos de la digitalización”, informó la OCDE.

En el informe del Plan de BEPS, que se publicó en octubre del 2015, reconoce que la digitalización y algunos de los modelos empresariales resultantes plantean algunos retos para la fiscalidad internacional.

Los comentarios deben enviarse a más tardar el 13 de octubre del 2017 a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. en formato Word y se harán públicos. Aquellos comentarios presentados a nombre de alguna agrupación, coalición o cualquier persona que presente comentarios en nombre de otra o de algún grupo, deberán identificar todas las empresas o individuos que sean miembros.

| El Economista | Actores del Mercado | Autor: Belén M. Saldívar |
Nota Publicada: 2017-09-25

Ver nota