Donald Trump promulga un histórico gasto para fuerzas armadas

En una ceremonia en la base Fort Drum en Nueva York, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulgó ayer la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés), que aprueba 716 mil millones de dólares para el presupuesto de Defensa, en el año fiscal 2019, el más alto en la historia del país.

El proyecto de ley fue bautizado con el nombre de uno de los legisladores más críticos de Trump, el senador por Arizona, John McCain, pero el presidente no mencionó al republicano durante la ceremonia de la firma.

En un discurso de 25 minutos a las tropas, el mandatario afirmó que el ejército estadounidense es el más poderosa del mundo y destacó que el nuevo presupuesto representa un incremento en 16 mil millones al autorizados para el Pentágono durante el año en curso.

“Nunca nos dieron dinero (para las Fuerzas Armadas) por años y años, y (los fondos) se agotaron”, indicó Trump previo a la firma del documento. “Ahora tenemos 716 mil millones recién aprobados para darles los más finos aviones, barcos, tanques y misiles”, añadió.

“Estados Unidos es una nación pacífica, pero si se nos impone un conflicto, lucharemos y ganaremos. Mejor créanlo, generales”, aseveró el jefe del ejecutivo.

La promulgación del presupuesto de Defensa se produce luego de que la Cámara de Representantes le diera el visto bueno con 359 votos a favor y 54 en contra, para que posteriormente el proyecto se aprobara con una votación favorable de 87 de los 100 integrantes en el Senado.

De acuerdo con la NDAA, el Departamento de Defensa y otros programas de las Fuerzas Armadas, fuera del Pentágono, tendrán a su disposición unos 639 mil millones de dólares, mientras que cerca de 69 mil millones se han asignado a las operaciones de fuera de las fronteras del país.

El presupuesto incluye también un aumento de 2.6 por ciento a los salarios de las tropas.

James Mattis, en Sudamérica
De esta forma, la NDAA contempla un aumento de 16 mil millones de dólares respecto al año anterior para convertirse en el más elevado presupuesto anual militar de la historia de Estados Unidos, según lo había calificado James Mattis, el jefe del Pentágono, quien realiza una gira por Sudamérica, donde afirmó que China y Rusia son una amenaza para la soberanía de los países de la región de América Latina.

Al llegar a Brasil, el general Mattis fue recibido por Joaquim Silva e Luna, ministro brasileño de Defensa, quien dijo que analizaron la difícil situación de Venezuela.

El ministro brasileño señaló que en el encuentro con Mattis se abordaron también la cooperación bilateral en defensa cibernética, que para Brasil es una preocupación constante, asuntos de derechos humanos y en misiones de paz.

“Fue un encuentro bastante provechoso, que nos permitió tener un intercambio de percepciones sobre diversos asuntos”, declaró Silva e Luna luego de la entrevista con su colega estadounidense, quien inició aquí una gira que incluirá escalas en Argentina, Chile y Colombia.

| El Financiero | Internacional | Autor: Redacción |
Nota Publicada: 2018-08-14

Ver nota