Trump le baja a bravata con Kim: la cumbre va

El presidente estadounidense Donald Trump aseguró ayer que un equipo de Estados Unidos se encuentra en Corea del Norte para planear una cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un, lo que elevó las expectativas de que la reunión se lleve a cabo realmente.

Horas antes, el Departamento de Estado informó que el equipo en el poblado de Panmunjom, ubicado en la zona desmilitarizada de la frontera entre ambas Coreas.

Trump anunció el pasado jueves que no asistiría a la cumbre con Kim, que se tenía programada para el 12 de junio, en Singapur; pero luego indicó rápidamente que sí podría realizarse. El tuit publicado ayer, en el que elogió al añejo rival estadounidense, fue el indicio más reciente de que sus preocupaciones en torno a la posición de Pyongyang frente a la cumbre habían sido apaciguadas.

“Nuestro equipo de Estados Unidos ha llegado a Corea del Norte para hacer los preparativos para la cumbre entre Kim Jong-un y yo”, tuiteó. “Creo realmente que Corea del Norte tiene un potencial brillante y algún día será una gran nación en lo económico y lo financiero. Kim Jong-un está de acuerdo conmigo en esto. ¡Sí sucederá!”.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, dio detalles acerca de su reunión sorpresa con Kim en Panmunjom: explicó que Kim se comprometió a sentarse con Trump y a la “total desnuclearización de la península coreana”.

El secretario de Estado, Mike Pompeo ,nombró al veterano diplomático estadounidense Sung Kim para que maneje las negociaciones previas a la cumbre.

Un equipo de la CIA, organizado por Pompeo cuando encabezaba esa agencia de espionaje, se encuentra realizando otras labores complementarias y hay un grupo logístico de la Casa Blanca que partió hacia Singapur el domingo para preparar el terreno allí, en caso de que sí se realice la cumbre. Está encabezado por Joe Hagin, subjefe de personal de la Casa Blanca para operaciones.

Kim, embajador de EU ante Filipinas, también fungió como embajador ante Corea del Sur y formó parte del equipo de negociadores estadounidenses que sostuvo conversaciones sobre desnuclearización con Corea del Norte durante el gobierno de George W. Bush, en 2005.

La segunda cumbre fue organizada a toda prisa para el sábado y pareció dejar entrever cierta urgencia en ambas partes por lograr la cumbre con Trump.

China aupa diálogo Washington-Pyongyang
China expresó ayer su apoyo a la realización de la cumbre planificada entre el presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un, al subrayar que el diálogo directo entre ambos “es la clave para resolver el conflicto nuclear”.

“Como un vecino cercano, China ha mantenido consistentemente su objetivo de mantener la paz y la estabilidad en la península y resolver los problemas a través del diálogo. Creemos que un encuentro y conversaciones entre los líderes de Corea del Norte y Estados Unidos es la clave para ello”, afirmó el portavoz de la cancillería, Lu Kang.

En una respuesta por escrito a las preguntas de la agencia surcoreana de noticias Yonhap acerca de la segunda cumbre entre Kim y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, celebrada la víspera, Lu dijo que China apoya sin reservas la realización del cónclave entre Norcorea y Estados Unidos.

“China continuará desempeñando un papel activo y constructivo en los asuntos de la península Coreana”, agregó la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores.

| La Razón | Internacionales | Autor: Redacción |
Nota Publicada: 2018-05-28

Ver nota