Inicia la consulta ciudadana para decidir el futuro del nuevo aeropuerto

Este jueves comenzó en todo el país la consulta ciudadana propuesta por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para definir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

A partir de hoy y hasta el próximo domingo 28, de las 08:00 y hasta las 18:00 horas, estarán abiertas las casillas, para emitir el voto sólo se necesita presentar la credencial de elector. Se instalarán 1, 073 mesas de votación en 538 municipios en las 32 entidades de la República.

La decisión de continuar o no con la obra se tomará a partir de la respuesta con más votos a la pregunta: "Dada la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), ¿cuál opción piensa que sea mejor para el país?".

Los ciudadanos podrán elegir entre dos opciones:

"Reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca, y construir dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía".
"Continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y dejar de usar el AICM".
De acuerdo con AMLO, se trata de un ejercicio de democracia participativa en el que están incluidos todos los mexicanos para decidir en común, además de que dicho ejercicio no afectará el entorno económico del país.

López Obrador tiene previsto emitir su voto más tarde en el día, de acuerdo con la agenda difundida por su equipo, votará en el edificio delegacional, esquina Francisco I. Madero S/N y Moneda, en la colonia Tlalpan Centro, zona donde reside el presidente electo.

En la consulta participará un comité técnico y un consejo ciudadano, los resultados serán contabilizados por la Fundación Arturo Rosenblueth.

A través de la página mexicodecide.com.mx, en el apartado "Urnas", es posible consultar los lugares donde están instaladas las mesas para sufragar.

De acuerdo con el equipo de transición, el voto quedará plasmado en más de 500,000 boletas, cuya impresión podría incrementar en función de la participación ciudadana.

Los argumentos a favor de ampliar el aeropuerto de Santa Lucía son:

Menor costo de construcción y mantenimiento.
Mejores condiciones para operar y bajo impacto ambiental.
Continuaría operando la actual terminal aérea de la capital del país.
Además de que se habilitaría el de Toluca y operaría en menos tiempo.
Los argumentos en contra consisten en que:

Las aerolíneas tendrían complicaciones logísticas y otros costos.
Posibles pérdidas económicas por la cancelación en Texcoco.
Se tendría que negociar con acreedores y contratistas, afectando el presupuesto 2019.
Posible impacto negativo en mercados financieros.

| El Economista | Actores del mercado | Autor: Redacción |
Nota Publicada: 2018-10-25

Ver nota