Demanda de vivienda económica no debe justificar ecocidios en Aguascalientes

La sobredemanda de vivienda económica no debe servir como pretexto para la construcción de fraccionamientos en las afueras de la ciudad, que es en donde generalmente sobreviven los pocos bosques urbanos que le quedan a Aguascalientes, consideró Agustín Bernal Inguanzo.

Para el ecologista, las necesidades del sector inmobiliario no justifica la comisión de ecocidios en la periferia, que contiene terrenos atractivos para los inversionistas por ser más baratos en comparación con las zonas céntricas, que son también ecosistemas en los que se preservan cientos de especies animales y vegetales gracias a que han permanecido a la distancia del desarrollo urbano.

Lo anterior, luego de que la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) diagnosticó un déficit de la vivienda económica por las complicaciones para construir en el centro y las limitaciones para expandir la mancha urbana hacia la periferia.

En su opinión, “El mercado de la vivienda debe reajustarse, entendemos las necesidades de hacer ganancias, pero no es justificación para cometer ecocidios alrededor de la ciudad (…) ellos (los constructores) están confesando que de las cuatro mil hectáreas baldías que tiene la mancha urbana y que cuentan con servicios no les sirven porque no les generan ganancias construir ahí, su ganancia es seguir con macro fraccionamientos de micro casitas”.

El integrante del Comité de Vigilancia Ambiental del Bosque de Cobos, que es una de las reservas naturales que peligra ante el crecimiento urbano, consideró que enviar a los trabajadores que acceden a una vivienda a través de créditos hipotecarios a las lejanías, está lejos de constituir un modelo de desarrollo ecológica, económica y socialmente sustentable.

Agregó que un número aún no cuantificado de casas deshabitadas -que se calcula va de 30 mil a 80 mil- se encuentra dentro del Primer y Segundo Anillo, sin embargo, las personas no pueden acceder a ellas porque no les alcanza con lo que les prestan Infonavit y Fovissste.

No obstante, Bernal Inguanzo insistió en la necesidad de redensificar la mancha urbana y respetar los espacios de vegetación nativa que ofrecen sitios como el Bosque de Cobos y la Pona.

| La Jornada | Actores del Mercado | Autor: Hilda Hermosillo |
Nota Publicada: 2018-08-23

Ver nota